Última etapa – Indonesia: Flores y Bali

Como broche de oro a estos meses viajando por Asia y alrededores, pongo punto y aparte pasando los últimos días de la travesía en Indonesia. Según me cuentan, Indonesia está compuesta por más de 17000 islas y por ahora empiezo con una aproximación a la turística (más bien, masificada) isla de Bali y a la paradisíaca isla de Flores.

Flores island, Indonesia

Muy a nuestro pesar, en Bali se puede ver claramente los devastadores (d)efectos de la comtaminación y del tan perseguido por mi padre “turismo de masas”. Es fácil ver playas con más plástico que arena y calles abarrotadas de turistas en busca de souvenirs baratos. Lo mejor ha sido el recorrido compartido con Lucas, un asturiano con el que atravesé la isla en moto en busca del espíritu de la isla rodando entre arrozales, cocoteros y experiencias gastronómicas locales.

Pero como dicen los tópicos Indonesia no sólo es Bali, y la isla de Flores ubicada al este del país junto al parque nacional de Komodo es uno de esos típicos trozos de mar de ensueño que aparecen en pelis y postales.

Sunset at Flores island, Ciao hostel, Indonesia

Ya viciado al submarinismo tuve la oportunidad de ampliar mis conocimientos y sacarme el curso de “avanzado” en el parque nacional de Komodo; puedo decir que (siguiendo con los tópicos) mis habilidades con la escritura no alcanzan el nivel de poder dibujar con palabras lo visto y vivido. Llegué a tocar la arena a casi 30 metros de profundidad (29, para ser exactos) acercándome a tiburones negros que parece que no son muy de comer humanos pero oye, ver a un bicho así de unos 2 metros acojona lo suyo.


La riqueza del mar me permitió bucear junto a mantas rayas de unos 4/5 metros y ver miles de peces de todos los colores, pulpos, tortugas, cocodrilos de mar… aprendiendo algo sobre como se relacionan y su forma de vida bajo el agua. Al llegar a la superficie tuve la sensación de que las fotos grabadas en la mente me acompañarían durante mucho tiempo. Como dice este cartel “la felicidad se consigue cuando dejas de buscarla y haces que el ahora sea lo más importante”.

Labuan Bajo, Flores island, Indonesia

Y en Flores tuve que cumplir con una de esas extrañas tradiciones que tenemos en mi familia: celebrar nuestros cumpleaños con una media maratón. Correr por esta isla despierta todos los sentidos y es una alegría saber que tanto padre como hermano están haciendo lo propio en nuestra terreta.


En fin, el tiempo en Indonesia se me ha hecho algo corto, aunque he podido disfrutar de rincones inolvidables llenos de cascadas, selva, mar, baños en la piscina bajo la lluvia y una de las mejores gastronomías de Asia, con millones de variedades de frutas y verduras y picante al gusto de un servidor.


Lo más raro de todo, la extraña sensación de que esta etapa ya se acaba, de que dejo Asia tras más de 3 meses y de que mi mente ya está en busca de nuevos retos. 

Bye bye Asia. Bali, Indonesia

En breve, el último post de la travesía. Nos seguimos leyendo y ahora si, nos vemos por España!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s