NORTE DE COLOMBIA: CARTAGENA, TAYRONA, PUNTA GALLINAS, PALOMINO Y MINCA

Con la intención de recorrer sudamérica de norte a sur, entro en Colombia por Cartagena (o Cartagena de Indias, como lo llamaban nuestros ancestros colonizadores). A pesar de ser una ciudad eminentemente turística, Cartagena ha conseguido no perder su encanto y mantener el necesario equilibrio entre la vida de los locales que día a día se vuelcan en las calles y la emoción de aquellos que venimos a visitarla.

Al recorrer sus suelos adoquinados y divisar las terrazas engalanadas y llenas de color, uno tiene la extraña sensación de estar pateando Sevilla o cualquier ciudad española de semejante talante. Los conciertos callejeros y el alternativo barrio de Getsemaní hacen de esta ciudad colonial una de las más bonitas e interesantes del cono sur.

Después de unos días llenos de atracciones turísticas y comodidades varias, hago camino hacia el famoso y alabado por Shakira Parque Nacional de Tayrona. El turista tiene varias opciones para entrar en Tayrona y yo decido escoger Calabozo, la más alejada. Desde aquí empiezo la carrerita por el parque; cerca de 4 horas de subidas y bajadas atravesando Pueblito (un antiguo asentamiento de los indígenas Kogui), bosques, algo de jungla y una playa nudista bastante paradisíaca aunque con un agua sólo apta para aventureros en busca de un revolcón asegurado por el fuerte oleaje.

Como anécdota, aquí podéis ver a un habitante de este parque nacional, suerte que no fui yo al que quería saludar!

Tayrona wildlife

Para seguir conociendo el lado más salvaje de Colombia, junto con Lluis, Elsa, Tuixent y Cyntia (4 amigos conocidos en medio de la nada) nos dirigimos hacia el desierto de la Guajira al norte de Colombia, lugar habitado por los rudos Wayuu y que alberga el punto más septentrional de América del Sur: Punta Gallinas, ubicado en las coorenadas 12’2728″ N 7156″O.

Impresiona ver cómo hay gente que vive en lugares tan áridos, ventosos y llenos de arena, y yo presumiendo de dormir en hamacas!

Una vez explorado el poco conocido desierto colombiano, nos dedicamos a lo que más mola: chill on the beach! Pasamos unos días en las playas de Palomimo, un pueblo hippillo que está empezando a desarrollarse con destino a un turismo mochilero y en el que la atracción principal, además de visitar las cascadas de Valencia, es tirarse en la playa con una cerveza, asique eso hicimos!

Y para acabar con el norte de Colombia, Lluis y yo recorremos Minca y sus alrededores, un pueblo de montaña en el que respiramos aire puro en cada una de las caminatas emprendidas y disfrutamos de la curiosa hamaca ubicada en medio de la selva, la que dicen que es la más grande de Colombia.

Nos despedimos de estos inolvidables días no sin antes conocer la vida nocturna de Santa Marta. Ha sido un placer amigos!

Catalonia, Menorca and Alicante style

Próximo destino, Medellín: la ciudad de la eterna primavera.

2 comentarios en “NORTE DE COLOMBIA: CARTAGENA, TAYRONA, PUNTA GALLINAS, PALOMINO Y MINCA

  1. Joder que envidia lo de los birrelos tirados y lo de la hamaca. Impresionaba? Abajo habia vacio?
    Sigue disfrutando capullín. La C d S.M. el Rey no será lo mismo sin ti.
    Un abrazo
    PD: El tucán y tú hacéis muy buena pareja. Feliz San Valentín.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s